consejos-viajes.fb_Ahora, en plenas fiestas de Navidad, aumentan los viajes en avión. Por ello, los usuarios de este medio de transporte deben estar informados sobre las medidas a aplicar a su equipaje de mano, la facturación, los seguros de viaje, y si las embarazadas y los minusválidos tienen derechos en estas circunstancias.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo ha propuesto que las maletas de mano deberían tener 55 centímetros de alto, 35 centímetros de ancho y 20 centímetros de profundidad.  No obstante, esto es una propuesta de la referida asociación, puesto que es cada aerolínea quién fijará las medidas de los equipajes de mano.

A fin de realizar algunas recomendaciones sobre los viajes en avión en este artículo, usaremos como referencia a Ryanair, la aerolínea de bajo coste más utilizada por los usuarios.

Ryanair permite subir a bordo del avión una maleta de mano, cuyo peso no sea superior a 10 kg, y sus dimensiones no deben ser superiores a 55 centímetros x 40 centímetros x 20 centímetros. Además, también permite una bolsa pequeña no superior a 35 centímetros x 20 centímetros x 20 centímetros. Se permite también que el adulto con niños pequeños (entre 8 días y 23 meses) pueda llevar una bolsa de bebé de hasta 5 kg.

Asimismo, Ryanair permite la facturación por cada pasajero de 2 maletas, y éste deberá elegir, en el momento de realizar la reserva, una franquicia de equipaje facturado de 15 kg o de 20 kg. En el caso que se supere el peso permitido, Ryanair cobra 10 euros por cada kg de exceso. Se debe facturar con 40 minutos como máximo de antelación a la hora de salida prevista del vuelo. No se permite transportar objetos de más de 32 kg de peso, ni de más de 81 centímetros de altura, 119 centímetros de ancho y 119 centímetros de profundidad.

Para transportar instrumentos musicales pequeños como las guitarras o los violines, se deberá reservar un asiento para transportarlos, si se quiere que éstos permanezcan en la cabina del avión. En ese caso, se debe abonar la tarifa correspondiente a ese asiento del avión reservado para el instrumento musical.

En relación a los seguros de viaje, normalmente se pueden contratar cuando se realiza la reserva, y se utiliza para tener una cobertura para los imprevistos que pueden surgir durante el viaje desde el momento de la reserva (desde la cancelación del viaje hasta emergencias médicas, dependerá de la cobertura que se contrate).

Respecto a las embarazadas, después de la semana 28, Ryanair exige que la embarazada lleve un formulario de su médico que indique que es apto para volar, y con una fecha de dos semanas antes del vuelo. Para los minusválidos, es recomendable avisar a la aerolínea con antelación si se necesita alguna asistencia especial.

Si quieres saber cómo se reclama una incidencia en tu equipaje, no te pierdas nuestro artículo sobre cómo hacerlo.