divorcios_fbEs bien sabido que tras las vacaciones de verano aumenta el número de divorcios. La razón más habitual es que, durante este periodo, las parejas pasan más tiempo juntas y, al finalizarlas, deciden poner punto y final. No obstante, muchos desconocen que hay dos tipos de divorcios y cuál es su procedimiento a seguir en cada uno de los casos.

El divorcio se encuentra regulado en los artículos 85 a 107 del Código Civil y en los artículos 769 a 778 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. Es importante conocer que el procedimiento de divorcio exige que las partes estén asistidas por abogado y representadas por procurador.

El divorcio puede ser de dos clases:

-De mutuo acuerdo.

-Contencioso.

Tanto en el divorcio de mutuo acuerdo como en el contencioso, el Ministerio Fiscal actuará en el proceso, siempre y cuando existan hijos menores.

-El divorcio de mutuo acuerdo se utiliza cuando las dos partes están de acuerdo en divorciarse y en las medidas que se aplicarán tras la disolución del vínculo matrimonial. El procedimiento que se sigue es el siguiente:

El abogado redacta el convenio regulador con las medidas aplicables a la situación creada tras la disolución del matrimonio (guarda y custodia, domicilio familiar, pensión de alimentos, régimen de visitas, etc.). Si hay hijos menores en común y es en Cataluña, se exige que se redacte, además, un plan de parentalidad en el que consten el régimen de visitas y comunicación del menor con su progenitor no custodio y su familia.

Tras la firma del convenio por las dos partes, se interpone la demanda de divorcio de mutuo acuerdo, adjuntándose a la misma el certificado literal de matrimonio, el certificado literal de nacimiento de los hijos y el convenio regulador.

Los cónyuges deberán comparecer ante el Juzgado para ratificarse en el contenido del convenio regulador.

Tras la ratificación, se admite la demanda y el Juzgado dictará sentencia pronunciándose sobre las medidas acordadas.

La sentencia que acuerda el divorcio se mandará inscribir por el Juzgado en el Registro Civil correspondiente.

-Si el divorcio es contencioso significa que las partes no se han puesto de acuerdo en divorciarse y/o en las medidas a aplicar tras el divorcio. En ese caso, el divorcio es más costoso porque cada parte abonará los gastos de abogado y procurador (en el de mutuo acuerdo, sólo se necesita un abogado y un procurador), y menos rápido que si fuera contencioso.

Respecto al procedimiento de divorcio, ¿cuál es la diferencia entre un divorcio de mutuo acuerdo y uno contencioso? La diferencia es que en el divorcio contencioso, el cónyuge demandado deberá contestar a la demanda y se celebrará un juicio. En dicho juicio, se discutirá la conveniencia de las medidas que ambas partes solicitan y el Juez dictará sentencia aprobando las medidas que él considere más convenientes.